home Editoriales, Locales Venados remonta y supera 2-1 a Cruz Azul

Venados remonta y supera 2-1 a Cruz Azul

El día de ayer martes 19 de enero, inició la Copa MX, en la que los Venados arrancaron con una victoria de 2-1 sobre el Cruz Azul ante 15,043 espectadores. El club astado lo hizo, le dio la primera satisfacción a sus seguidores, ganarle a un grande del fútbol mexicano, y si se piensa que la máquina jugó con un equipo alternativo, se piensa mal, porque jugaron la mayoría de los futbolistas que conforman el cuadro titular cementero.

El partido fue apasionante, de ida y vuelta, el “jefe” Boy no supo controlar lo que parecía tener ganado. Se nota la falta de ritmo y el desacomodo de sus jugadores al sistema de juego que intenta implementar. Al minuto 44′ Joffre Guerrón anotó para el conjunto capitalino y puso el 1-0 a favor de la máquina, lo que le vino mal a Tomas y sus dirigidos, pues al segundo tiempo entraron con demasiada confianza, y aunque Guerrón fue la válvula de escape para el Cruz Azul, un jugador no puede hacer el trabajo de un equipo, sumado a las malas decisiones de el “jefe” en los cambios.

Para los últimos 30 minutos entraron Julian Quiñones y Adrían Luna, quienes le dieron presencia en el ataque a los yucatecos, lo que no habían logrado Luis Acuña y Alberto Pindter, entonces la pareja explosiva Quiñones -Briceño empezó a generar jugadas de peligro. Se sigue criticando mucho la cantidad de extranjeros que llegan al fútbol mexicano, pero es un extranjero el que ha rescatado 2 veces al conjunto yucateco.

quiñones ju

faltando 13 minutos para el final entró de cambio Eduardo Fernandez, quien le dio una versatilidad y desborde a la media astada, para que al minuto 36′ se empatara el partido 1-1 gracias a Quiñones. Los cambios le salieron a Leaño, quien sigue sorprendiendo a propios y extraños, pues de parecer un DT de poca experiencia, ha demostrado tener un sistema de juego efectivo, dinámico y versátil, además de saber tomar decisiones.

Para el minuto 42′ parecía que el encuentro acabaría en empate, pero un excelso desborde del “crack” yucateco Ulíses Briceño, le permitió meter el centro para que Quiñones se tendiera de palomita y concretara el 2-1 a favor de los venados. Un gran partido, con una gran demostración de fútbol, entendimiento y convicción que le da al conjunto ciervo la motivación extra para lograr los resultados que la afición yucateca quiere. Mientras que el Cruz Azul necesita urgentemente una victoria, para reanimar a un equipo y una afición que parecen perder esperanzas en su club.

 

 

Deja un comentario