home Editoriales, Nacionales Adiós ídolo, hola leyenda.

Adiós ídolo, hola leyenda.

El partido más esperado para Cuauhtémoc Blanco llegó, uno de los más grandes ídolos del fútbol mexicano se retiraba del fútbol a sus 43 años con el equipo de sus amores, el América, convirtiéndose en el jugador más veterano en disputar un encuentro oficial en el estadio Azteca.

ame cuau

5 pm en punto y el partido comenzaba, Cuauhtémoc sonriente y con el número 100 en la espalda comienza el trote, voltea a ver y toca su primera pelota, el estadio está lleno de aficionados que ven por última vez a su ídolo vestir la camiseta del América, por eso cada vez que toca el balón, lo alientan con gritos de apoyo.

“sin querer queriendo”, Blanco aporta dinámica, visión y orden al ataque águila. Al Minuto 8′, Cuauhtémoc recibe el pase en la banda izquierda, se interna hacia el área grande, se quita a uno, se quita a dos rivales y bombea el balón que impacta en el travesaño, tras la mirada de sorpresa del arquero monarca y los gritos de emoción de los comentaristas en la tv.

La magia y habilidad de el “Cuau” siguen intactas, Blanco sonríe y sigue su andar en el terreno de juego. Minuto 16′, Peralta baja el balón, se quita a un defensor monarca, sirve para Cuauhtémoc y el “Cuau” estrella el disparo en la defensa, el Azteca se lamenta. El gol no llegaba para la leyenda americanista.

Minuto 25′ pase de Andrade para Blanco dentro del área rival, “Cuau” queda frente al arco recorta a un defensa, cae pero no marcan falta, Cuauhtémoc sonríe y se pone de pie, la afición recrimina, pero el árbitro dice que no, Blanco no desentona y la afición le aplaude.

ame cuau 3

Minuto 32′, Cuauhtémoc recibe el balón, encara a 2 defensores del Morelia, observa, mide, piensa y ejecuta, “¡la cuauhteminha!” expresó el comentarista de la tv, obviamente la “cuauhteminha” no podía faltar, se quita a los 2 de encima y toca el balón para Andrade. La afición se enciende y Corea su nombre.

Darwin Quintero calentaba, augurando la salida del hombre homenajeado. Los aficionados americanistas pedimos más tiempo para ver a nuestro ídolo, pero Ambriz piensa en la victoria y al minuto 36 hace el cambio.

ame cuau 4

Cuauhtémoc camina para salir, mientras la afición corea su nombre, Blanco saluda, sonríe y se despide de ella. Ya no más Cuauhtémoc, ya no más ídolos, el último se ha ido.

Hoy presenciamos la partida del último ídolo del fútbol mexicano, en mi punto de vista, el más representativo, quien aunque no haya brillado en Europa, siempre brillo en la Selección Mexicana y en los equipos mexicanos en los que milito, dándole esperanza a toda una nación, cuando ésta la necesitaba, porque con la camiseta de las águilas podías odiarlo o amarlo, pero cuando se ponía la camiseta del “tricolor” era el ídolo de los mexicanos.

Por su parte, el América ganó 4-1 el partido del homenaje, dominando el partido en todo momento, pero más por la incompetencia del Morelia, que por el buen juego de las águilas. Los goles fuero obra de Oribe Peralta, Darwin Quintero (doblete) y Michael Arroyo.

Mientras tanto, parece ir tomando forma de nuevo el sistema de juego que Ignacio Ambriz implementa, siendo Darwin Quintero la revelación de este encuentro.

Deja un comentario