home Editoriales, Internacional Boxeo Olímpico está en peligro de extinción

Boxeo Olímpico está en peligro de extinción

El camerunés Hassan N’Dam (34-2-0, 20 KOs), quien fue campeón interino en peso medio de la Organización y la Asociación Mundial de Boxeo (OMB y AMB) y retador en dos peleas de campeonato (en ambas perdió ante Peter Quillin y David Lemieux) y el tailandés Amnat Ruenroeng (17-1-0, 5 KOs), ex monarca mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), son los profesionales de mayor renombre que participarán en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016.

box yucatan 2

Luego de la polémica desatada tras la confirmación de púgiles profesionales en la disciplina del boxeo, se tiene una cifra aproximada de cuantos boxeadores profesionales verán acción en la justa olímpica.

Cuba encabeza a Latinoamérica en cantidad de participantes profesionales con 10 (todos en la rama masculina). Le siguen el paso Brasil (9), Venezuela (8), Argentina (7), México (6), Colombia (5), Ecuador (4) República Dominicana (2), Honduras (1), Panamá (1) y Puerto Rico (1). Un total de 75 naciones tendrán actividad en Río, con Uzbekistán (11) y Azerbaiyán (11) como las más reforzadas.

El formato establece que en la rama varonil pelearán durante tres rounds de tres minutos, mientras que en la rama fmenil combatirán en cuatro rounds de dos minutos. Desde los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 se implementó el uso de caretas protectoras para los combates, sin embargo, para estas Olimpiadas no se usarán. Esta regulación no aplica para las damas quienes si usarán esas caretas.

Boxer Floyd Mayweather Jr. listens during a news conference Wednesday, April 30, 2014, in Las Vegas. Mayweather will face Marcos Maidana in a welterweight title fight on Saturday, May 3.  (AP Photo/Isaac Brekken)

Esta modificación nos hace recordar el porque de la polémica surgida al anunciarse la participación de boxeadores profesionales en Juegos Olímpicos, pues la integridad de los púgiles amateurs está en peligro, ya que la malicia y experiencia de un profesional sobre el ring, supera en demasía las aptitudes, habilidades o técnica que pueda tener un boxeador amateur.

En fin, en riesgo está el boxeo, pues los resultados tienen que ser positivos si se quiere prevalecer como disciplina, ya que, de el espectáculo que le brinden a los espectadores dependerá el futuro del deporte de los puños. En caso de dar un gran espectáculo, estaremos presenciando la evolución del boxeo olímpico.