home Editoriales, Internacional Conor McGregor derrota a Nate Díaz por decisión dividida

Conor McGregor derrota a Nate Díaz por decisión dividida

El irlandés Conor McGregor, derrotó por decisión dividida (48-47, 47-47 y 48-47) al estadounidense Nate Díaz, en la función estelar del UFC 202, el pasado sábado 20 de agosto.

Las palabras de McGregor fueron las correctas, “El UFC 202, será el verdadero UFC 200”. El combate que ofrecieron ambos peleadores, fue de proporciones mitológicas, que emplear la palabra “espectacular”, me es insuficiente.

cono 2

La rivalidad entre Conor y Nate, le puso el extra de pasión a la pelea. El combate no tuvo un claro dominador, sin embargo, el irlandés se mostró más contundente, efectivo y dominante en la pelea de pie, aunque el estadounidense fue más propositivo e incesante en sus ataques.

Los primeros rounds fueron de Conor, quien mostró una mejoría en su técnica de boxeo, manejando con aparente facilidad a Nate, atacando con combinaciones de 3 golpes, jabs y cruzados, acompañados de “low kicks” (patadas a las piernas, básicas del muay thai), acortando distancias y cerrando espacios, obligándolo a entrar en su ritmo y dejando al estadounidense sin margen de maniobra.

Sin embargo, el orgullo de los Díaz y la presión del irlandés despertaron la mejor versión de Nate. El estadounidense es más largo, por lo que, lo recomendable era mantener a su rival a distancia, pues era superado tanto en la pelea de pie, como en la de piso. A pesar de eso, el hermano menor de los Díaz entró al intercambio de golpes, sacando la mejor parte, pues aunque su técnica y estrategia no fueron tan vistosas o imponentes, la efectividad e insistencia de sus ataques mermaron el ímpetu y la condición de McGregor.

cono 3

El último round cerró de la mejor manera la noche del UFC 202, ya que el intercambio de golpes fue constante, dejando ver lo mejor de ambos peleadores, siendo Conor el vencedor de una batalla que parece no tener final.

“¡El rey está de regreso! Seguí una gran estrategia. Es un gran atleta, pero yo fui mejor. Aprendí mucho de la pelea pasada, administré mis golpes y se vio el resultado. Quiero enfrentarlo por tercera vez, pero en las 155 libras”. expresó el irlandés al termino del combate.

Por su parte, Díaz dijo: “Yo gané esta pelea. Voy a entrenar y a regresar, pero creo que yo me llevé este duelo. Estoy listo para volver cuando quieran. Agradezco a todo mi equipo de trabajo”.

Esta rivalidad es merecedora de una trilogía, y que mejor, que la pelea definitiva, sea por el cinturón de peso ligero, del cual Conor McGregor es poseedor.