home Editoriales, Internacional, Nacionales México está listo para enfrentar a Alemania

México está listo para enfrentar a Alemania

La Selección Mexicana de Fútbol está entusiasmada por enfrentar a Alemania.

Tras varios sustos que le pegaron Javier Hernández, Néstor Araujo y Andrés Guardado a Juan Carlos Osorio por probables lesiones, hoy el Tri se reportó casi completo (Diego Reyes está descartado hasta el momento), listo y preparado para avanzar a la final de la Copa confederaciones Rusia 2017.

El objetivo del conjunto mexicano es claro, olvidarse de las derrotas pasadas en el mundial de 1998 y la copa confederaciones del 2005, para superar un reto que demostrará la capacidad del combinado dirigido por el técnico colombiano, mismo al que varios medios internacionales han denominado como la mejor selección mexicana de la historia.

semis

Como ejemplo deben tomar la hazaña hecha por los jóvenes mexicanos (sub 17) en el 2011, cuando ante todo pronostico vencieron a los teutones en el mundial sub 17, victoria que les dio el pase a la final del torneo y posteriormente el título mundial de la categoría.

Por ello, Osorio debe tener clara una cosa y es que a partir de este encuentro, ya no puede seguir experimentando en competencia, pues una falla, un mal cambio o una mala decisión táctica, sentenciaría las aspiraciones aztecas de obtener el título.

El juego debe ser de tú a tú, como se planteó el partido ante Portugal. Mantener la posesión de la pelota y aprovechar el juego por las bandas, ya que los alemanes son muy endebles en la marca cuando se disputada el 1 contra 1.

El juego de conjunto, la comunicación y el orden entre lineas deben ser imperativos para romper el esquema dinámico de los alemanes, que ante Chile demostraron tener un excelente juego al contragolpe.

A Alemania no se le puede ver como una selección B, Alemania es una potencia mundial juegue con el equipo que juegue y ganarle el próximo jueves, además de darle a México y a Osorio mucha confianza y seguridad para enfrentar el resto de la eliminatoria mundialista y el mundial, pondrá a México en la élite deportiva, tal y como sucediera en 1993, 1998 y 1999.